envíe su consulta

 

 

 

 

 

 
 
problemaslaborales.com.ar®

 

Más gente cobra el seguro de desempleo

Como en el sube y baja, con la caída del empleo aumenta la cantidad de gente que pide el seguro de desempleo. En abril fueron 122.502 las personas que cobraron el seguro de desempleo, lo que representa un aumento del 15% en relación con la cantidad de gente que cobró ese subsidio en igual mes del año pasado, en medio del pleno impacto de la crisis brasileña.

A pesar de esta suba, apenas cobran este seguro el 6,8% del 1,8 millón de desocupados. La causa de esta baja cobertura es que el grueso de los trabajadores está excluido de la posibilidad de cobro.

En promedio, el seguro es de 210 pesos mensuales, ya que tiene un piso de 150 y un techo de 300 pesos, según la antigüedad y el sueldo del trabajador despedido.

Indudablemente, este aumento de la gente que cobra este seguro refleja que las empresas siguen despidiendo gente porque el requisito para solicitar el cobro del seguro es haber sido despedido recientemente de una empresa.

Como el pago del seguro es transitorio, como máximo durante un año, el aumento de los beneficios refleja que las cesantías son crecientes; la nueva gente que pide el subsidio es mayor que la que deja de cobrarlo.

Las cifras del primer cuatrimestre se acercan al récord de subsidios que tuvo lugar en 1996, luego de las cesantías que se produjeron con la crisis del tequila.

Entonces hubo una declinación de los pagos hasta marzo de 1998 (antes de la cesación de pagos de Rusia) cuando se alcanzó un piso de 84.968 subsidios. A partir de ese momento comenzó a subir hasta los 126.953 pagos en noviembre del año pasado. Allí declinó nuevamente y en abril abarcó a 122.502 beneficiarios.

Este aumento es congruente con las cifras de empleo del Ministerio de Trabajo que arrojan para el primer cuatrimestre del año en la Capital y el Gran Buenos Aires que el nivel del empleo privado cayó un 2,2% respecto a igual período de 1999.

Además el aumento de los que cobran el subsidio no fue mayor porque los trabajadores de la construcción, uno de los sectores más afectados por la recesión, están excluidos del cobro de este beneficio. También porque no están comprendidos dentro del seguro los trabajadores "en negro" afectados en mayor medida por la menor actividad. Y el personal contratado ni los empleados públicos donde en los últimos meses hubo cesantías a través de los llamados "retiros voluntarios".

En el Presupuesto de este año se previó que en promedio mensualmente unas 106.000 personas cobrarían este subsidio. Ese pronóstico se hizo sobre la base de que la economía crecerá un 3,5% y habría una sustancial reducción de la desocupación. Ahora, la mayoría de los analistas prevé un crecimiento inferior.

Sin embargo, ya en los 4 primeros meses del año, en promedio, cobraron el seguro más de 120.000 personas. De persistir esta tendencia, el Gobierno debería aumentar la partida del Presupuesto para afrontar los pedidos de cobro del seguro, a contramano del fuerte recorte que está por implementar en los gastos públicos.

Cómo funciona:

El seguro de desempleo es cobrado únicamente por los trabajadores en relación de dependencia despedidos sin justa causa, por disminución de trabajo o por quiebra del empleador que lo soliciten ante la ANSES. Están excluidos los trabajadores de la construcción, agrarios y el servicio doméstico, los que trabajan "en negro" y los autónomos o cuentapropistas.

Para acceder a este beneficio, el trabajador tuvo que haber trabajado como mínimo 12 meses con el mismo empleador y haber sido cesanteado porque sus empleadores producen menos o hicieron reestructuraciones internas. Significa entonces que los pedidos del seguro de desempleo son de trabajadores que pasaron el período de prueba y dispusieron de una cierta estabilidad en empresas que ahora atraviesan por dificultades.

En esos casos, el trabajador cobra un subsidio de entre 150 y 300 pesos durante unos meses según su antigüedad:

· Si es de 12 a 23 meses, cobra 4 meses.
· De 24 a 35 meses, 8 meses.
· Más de 36 meses, un año.

Durante los primeros 4 meses, el seguro es equivalente a la mitad del mejor sueldo de los últimos 6 meses. Si ese valor es superior a los 300 pesos, el seguro es de 300 pesos. Si es inferior a los 150 pesos, el subsidio es de 150 pesos. Luego, entre el quinto y octavo mes, el seguro se reduce al 85% y en los últimos 4 meses, al 70%. Si el trabajador encuentra un empleo formal, se suspende el pago del subsidio.

De los 122.502 seguros, 56.571 subsidios corresponden a trabajadores de la provincia de Buenos Aires. En la Capital, se pagaron 12.294 seguros, en Córdoba 11.469 y en Santa Fe 11.562 casos.

www.problemaslaborales.com.ar ® es un emprendimiento de URIA ROMERO & Asoc. Abogados. 25 de Mayo 450, piso 1. San Isidro. Buenos Aires. Argentina. Tel/Fax: 4747-3030.